Metodología de la investigación

Hans Gugelot

Cuando un ingeniero diseña un producto técnico, un componente o el sistema de memoria de un ordenador, procede, como en la matemática, por pasos lógicos. Mide y cuenta, calcula y se atiene a la ley de la causalidad. Todo efecto tiene una causa, y toda causa tiene un efecto. El ingeniero piensa linealmente, en una cadena de pensamientos.

Un diseñador no lo tiene tan fácil.

Cuando un pintor pinta un cuadro no mide ni calcula. Con la lógica no trata más que hasta cierto punto. Las cualidades estéticas, que es lo que le interesa, las pone él mismo, las deduce de una idea que se propone plasmar. Sea el cuadro figurativo o abstracto, el pintor trata de expresar algo con ayuda de una cualidad estética.

El diseñador no puede ni acogerse a un método de trabajo racionalmente analítico, que todo lo resuelva en cantidades y lo haga cuantificable, ni limitarse a producir cualidades, ordenaciones de la intuición, el color y la forma.

El método de trabajo del diseñador es más complejo. No es un poco de lo uno y un poco de lo otro. Ciertamente comprende el cálculo, la medida y la definición de proporciones, pero es más que eso. El diseñador es una especie de moralista, el diseñador valora. Su actividad consiste en hacer valoraciones. Hay productos técnicos buenos, pero que ofenden a la vista, y hay productos decorativos que no tienen ninguna utilidad, cosas bellas que disfrazan el mundo. Hay productos de valor de uso supuestamente incalculable, pero que técnicamente son miserables. Hay productos bellos que no informan de nada, que no despiertan ninguna curiosidad y sólo consisten en revestimiento. ¿Qué tiene que hacer un diseñador? ¿Un producto que funcione? ¿Un producto que tenga buen aspecto? ¿Un producto utilizable? ¿Un producto informativo? El diseñador se halla entre dos aguas, un producto técnicamente inobjetable no tiene por qué ser bello, un producto bello no ha de ser necesariamente utilizable, un producto de elevado valor de uso no ha de ser siempre de un elevado nivel técnico, y un producto de buen aspecto quizá puede parecer bien sólo porque todo lo cubre y esconde. La actividad del diseñador consiste en crear orden en un campo de factores heterogéneos y en conflicto, en valorar. Es un puro dislate afirmar que la (buena) forma es resultado forzoso de la función, o que en un cuerpo bello tiene que habitar espíritu bello, lo contrario no sería menos cierto.La categoría de lo técnico es lo ajustado, no lo bello, y la categoría de lo bello es lo estético, no lo ajustado. La categoría de la información es lo verdadero, no lo bello. Y la categoría del uso es lo útil, no lo técnico. Ciertamente buscamos el producto que funcione técnicamente, sea formalmente agradable, de uso fiable y función, valor y procedencia reconocibles. Pero todas estas cualidades no se derivan automáticamente unas de otras, no se condicionan mutuamente, no dependen unas de otras de un modo causal, y no raras veces se hallan en tensión y entran en conflicto. En este sentido, la actividad del diseñador es una valoración. El diseñador no lo tiene fácil, finalmente debe también atender a la dimensión de lo económico, y ahí, desde luego, no puede partir del supuesto de que lo que el mercado demanda sea el producto correctamente ajustado, bello, verdadero y útil. Precisamente el producto de saldo se vende siempre bien.

Pasos utilizados por Hans Gugelot:

INVESTIGACIÓN CUANTITATIVA

  • objetivo: muchos casos
  • busca describir y  explicar características externas  generales.
  • se centra en los aspectos susceptibles de cuantificar

INVESTIGACIÓN CUALITATIVA

  • objetivo: uno o pocos casos.
  • busca el estudio a fondo de los fenómenos, comprender una entidad en profundidad
  • se centra en descubrir el sentido y el significado de las acciones sociales.l primer paso, siempre que se desea realizar una investigación, es la elección del tema, definiéndolo con claridad y precisión.

    La formulación del problema de investigación es la etapa donde se estructura formalmente la idea de investigación, es este el primer paso, donde se define qué hacer.

    El investigador debe plantearse las siguiente interrogantes:

    • ¿ Es este un problema realmente importante ?
    • ¿ Supondrá esta investigación algo importante ?
    • ¿ Será interesante y tendrá alguna utilidad inmediata el resultado de la     investigación ?

    Una buena formulación del problema implica necesariamente la delimitación del campo de investigación, establece claramente los límites dentro de los cuales se desarrollará el proyecto. Cuando esto ocurre las probabilidades de no perderse  en la investigación tienden a maximizarse.

    Lo anterior se aclara con lo siguiente: investigar sobre “la delincuencia” es de tal envergadura que hace complejo el proceso, si nos referimos a la “delincuencia juvenil” acotamos, pero sigue siendo vago. Debemos delimitar al máximo nuestro problema para clarificar  el qué y para qué.

    Los criterios para un planteamiento adecuado son:

    1.    El problema debe expresar una relación entre dos o más variables.

    2.    El problema debe estar formulado claramente y como pregunta.

    3.    El planteamiento implica la posibilidad de prueba empírica, es decir debe poder observarse en la realidad.

    Fase exploratoria: Elaboración del marco teórico.

    Está constituida por dos pasos esenciales:

    • revisión de la literatura
    • construcción del marco teórico.

    Definición del tipo de estudio a realizar.

    El primer paso del diseño corresponde a la elección del tipo de estudio que se realizará. Estos se clasifican en: exploratorios, descriptivos, correlacionales y explicativos.

    Formulación de hipótesis.

    Conceptos centrales.

    . Hipótesis: son tentativas de explicación de los fenómenos a estudiar, que se formulan al comienzo de una investigación mediante una suposición o conjetura verosímil destinada a ser probada por la comprobación de los hechos.

    . Variable: es una propiedad o característica observable en un objeto de estudio, que puede adoptar o adquirir diversos valores y ésta variación es susceptible de medirse.

    la observación.

    Es el procedimiento empírico por excelencia, el más antiguo; consiste básicamente en utilizar los sentidos para observar los hechos, realidades sociales y a las personas en su contexto cotidiano. Para que dicha observación tenga validez es necesario que sea intencionada e ilustrada ( con un objetivo determinado y guiada por un cuerpo de conocimiento).

    Presentación de resultados.

    Así es como podemos llevar una buena metodología de la investigación y logra un resultado 100% efectivo


Anuncios
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: